Cuando María Lapiedra rodó porno

Maria Lapiedra desnuda
Y es que María Lapiedra comenzó en el mundo del erotismo despelotándose desde el primer momento y fue su novio por aquel entonces Ramiro Lapiedra el que le puso el apellido artístico con la sana intención de introducirla dentro del porno. Pero esto nunca ocurrió, o por lo menos nunca de su mano, ya que María no aceptaba, ella siempre tuvo muy claro que lo que no quería salirse de lo estrictamente erótico.

Pero todo cambió cuando tras pasarse por la piedra a Kiko Rivera (aunque esto último nunca sucedió( tuvo un affair con Dinio García y el cubano sí logró convencerla para rodar porno junto con su hermano Rafa. Entre los dos la empotraron a base de bien y destacan sobre todo sus escenas de garganta profunda comiéndose la polla de los dos hasta la misma garganta y llegando casi al momento agonía.

Video porno de Maria Lapiedra

El vídeo es de lo más cutre que hemos visto ya que a María ni siquiera la maquillaron lo mínimo y todo él trascurre en el interior de un maloliente váter. El vídeo porno fue calificado por su ex Ramiro como realmente asqueroso sin embargo nos llama la atención ver a María así, ella que siempre se había negado a rodar este tipo de escenas y de repente la vemos en una con un altísimo contenido sexual sobre todo teniendo en cuenta que es la primera escena. En ella ambos hermanos se turnan y la someten a todo tipo de vejaciones sexuales.

Posteriormente y ya alejado de Dinio grabó otras escenas porno pero de tipo lésbico y de mucho mejor gusto a las órdenes de Erica Lust y todo ello mientras compaginaba la regencia de un burdel, sus amoríos con Laporta, sus canciones y sus apariciones estelares en Sálvame donde siempre acababa mostrando las tetas.

Ahora ya convertida en madre es ha vuelto mucho más modosita y sus desnudos son cada vez menos frecuentes, además ha comenzado una nueva faceta como comentarista en Cazamariposas.

Ah, y como regalo este vídeo de un robado en el mar follando con el que entonces era su pareja, Dinio:

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *