Las monjas también follan

Estamos ya en Semana Santa y muchos de vosotros disfrutaréis de unas merecidas vacaciones. Los cerdos también lo celebramos ya que en estos días no se come carne y no muere ninguno de nuestros familiares y amigos.

Las monjas y los curas desde los inicios del cristianismo han sido grandes folladores organizando grandes orgías como la del cura de Padua que ha revolucionado toda Italia. Pero tampoco hay que irnos tan lejos, seguramente todos nosotros conoceremos alguna historia del cura de nuestro barrio.

Por eso ha sido un tema recurrente dentro del porno desde sus inicios hace casi 120 años y es que a todos nos da morbo ver lo teóricamente prohibido, aunque en realidad la sexualidad es a la vida de muchos sacerdotes lo que el alpiste a los pájaros por esa razón cada vez hay menos sacerdotes y es que ya no se folla como antes porque por desgracia tarde o temprano los pillan mientras antes se callaban.

En multitud de conventos de clausura se han encontrado cadáveres de fetos ya que era muy habitual que las monjas, muchas de ellas estaban contra su voluntad, se quedaran preñadas. Normalmente quien se las follaba era el cura pues no tenían más contacto con varón alguno por lo que para él ir al convento era como ir a un lupanar pero gratis. Y aunque la gran mayoría de monjas sean más feas que pegarle a un padre hay algunas que están muy buenas pero las tienen escondidas.

Aunque sabemos que no todos los curas son folladores, pues muchos se hacen pajas y algunos pocos consiguen mitigar su fuego interno y abrazar la castidad aquí le hemos querido dedicar el post a los primeros y también a las monjas que como todas las mujeres tienen un coño, aunque éste sea más peludo.

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *