Hazteoir y el autobús de los cojones

Voy a hacer un alto en mi camino para hablaros de una de las polémicas suscitadas estos días por parte de los intransigentes de Hazteoir. Sí, auqella sociedad vinculada incluso judicialmente al grupo radical El Yunque y que ahora intenta pasear el autobús de las transfobia por todas las capitales de España.

Me llama la atención la imagen moderada que intentan difundir en la coiedad cuando en su página web hemos podido leer las mayores barbaridades como vincular la homosexualidad con una enfermedad y difundiendo libros sobre como curarla e incluso por parte de uno de sus mayores acólitos alegrarse de catástrofes como el Katrina “por pecadores”. Esta organización va más allá y llega a condenar incluso a los métodos anticonceptivos, según ellos tenemos que procrear y dar al mundo cuantos más hijos mejor olvidándose de problemas como la superpoblación, de hecho basta con decirles que los preservativos no te parece mal para ser baneado para siempre del anterior sistema.

Pienso que esta campaña a los que más mal están haciendo es a los niños que no se sientes identificados con su mismo sexo, por eso han querido hacerla en los colegios que es donde más duele, promoviendo el bullying y la homofobia que afortunadamente la sociedad entera está a punto de erradicar. Ya se han dado casos de acoso desde la famosa polémica del autobús y esto es algo que no se debería de tolerar.

Afortunadamente lo mejor de todo ello es que nos hemos dado cuenta que son cuatro gatos, que sus manifestaciones son casi marginales. Ayer por ejemplo estab preparada una gran concentración y pese a la publicidad vertida no fue nadie, tanto es así que cerca de allí se produjo una manifestación en defensa al lobo ibérico y el número de participantes era 10 veces superior.

Estos grupos marginales deberían quedarse en la caverna para no salir de ella y sólo espero que sus hijos, que se han criado en otra sociedad y otro mundo pese a su perversa influencia, algún día puedan educarlos.

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *